Desde chamaco, cada año espero a que llegue diciembre. Claro, cuando era niño, empezaba la espera de los reyes magos y todo el día viendo comerciales de juguetes y todo eso. Ya con el tiempo, sigo disfrutando de mis dos meses favoritos diciembre-enero.

Y mas alla de cuestiones religiosas-comerciales, me gusta diciembre por que la gente va mas tranquilla. Como que ese “espíritu navideño” le llega a mucha gente y pues muchas veces se nota. Claro, este “espíritu navideño” se acaba en los centros comerciales… Así que evito ir a hacer las típicas “compras de ultimo momento” (tortillas en el wall mart? chale!). Simplemente no voy y ya. Demasiada gente, demasiadas filas, precios altos disfrazados de ofertas…

El otro gran factor que influye en que me gusta diciembre-enero, es que se va acercando mi cumpleaños. Y no es que me den muchos regalos o mucha gente me felicite (jaja, al contrario!) simplemente me alegra la espera. Supongo que con los años esto ira cambiando y me dejara de gustar cumplir años… mientras tanto, me pone de buenas pensar en eso. Ya veo desde aquí muchos true hategod acostandose temprano y cenando un sandwich…

Salud!