Mi Corazon Lloro: Sin palabras, una obra de arte