Si ya se, ya paso mas de una semana y aun no la subía, razones dentro del post :)

Bueno, todo comenzó el día del evento yendo a comprar los boletos al teatro de la ciudad con el buen Argos. Tras ver como los ‘boletos mas baratos’ ya se habían agotado y no había presupuesto para los ‘boletos mas caros’, la compra fue por los boletos de precio regular. Bueno, de hecho todos los precios estaban muy decentes gracias al descuento a estudiantes (50%), pero bueno… (saludos Argos! :D )

Como faltaban unas dos horas para que el evento empezara y a sugerencia de Argos, fuimos a la pulquería que se encuentra en mesones. Aunque nunca había entrado ya la había visto ‘por fuera’, ya por dentro, es distinto a lo que me imagine. Pensaba que ahí habrían puros viejitos tomandose un curado… pero no, no había nadie que superara los 25 años(excluyendo a los que trabajan ahí jejeje). De hecho fue como un salto cuántico a la Condesa O_o
Bueno, la pulquería estaba llena y no había pulque, así que decidimos ir a otro lado… La idea era ir al ‘Salón Corona’, pero en ese horario esta abarrotado y como que esperar ahí esta culero, pues nos fuimos a los famosos ‘Portales de Tlaquepaque’ y bueno, ahí nos entretuvimos mientras llegaba la hora. Faltaba ya poco, se pidió la cuenta y nos retiramos.

Al llegar había algo de gente esperando a que se abrieran las puertas y uno que otro policía que no sabia que pasaba. Minutos después, abrían las puertas y entramos. Aunque ya faltaba poco para que fuera la hora marcada para empezar, el lugar estaba vacío y así lo estuvo por algo de tiempo. La puntualidad fue tan evidente que a 5 minutos de que empezara el lugar ya estaba lleno. ¿Quien es ese señor? Respuesta

Algo que se nota, es la ‘inconformidad’ por los asientos que la gente compro. Muchos se sentaban en las escaleras o buscan algún otro lugar. Algo medio extraño tomando en cuenta el muy buen precio que hubo… pero bueno…

Se apagan las luces y Cabezas de Cera toma el escenario. Es la segunda vez que los veo en vivo y sigo teniendo esa percepción de que verlos en vivo es un agasajo. Los tres miembros de la banda tienen muy buena vibra y lo demuestran muy bien. A medio show, los estragos de una gripa no atendida empezaron a hacer efectos con un fuerte dolor de cabeza. Bueno, fue eso o el mal sonido de algunos instrumentos. Cada que el bombo sonaba yo sentía piedras en la cabeza… buuuuuuum, buuuuuum, buuuuuum. El sonido fallo pero no puedo decir que su actuación fue mala. No fue su culpa… creo.

Se prenden las luces y después de la ausencia de ‘segunda llamada’ se vuelven a apagar….

Viene lo bueno….

Llegan al escenario y a lo que van. Durante mas de hora y media nos dan una buena dosis de improvisación y suave jazz. El sonido esta mucho mejor que con Cabezas de cera y se agradece. El grupo es frío con respecto al publico y durante la hora y media solo saludan en un par de ocasiones. Supongo que después de la energía brotada por Cabezas de Cera, el ritmo de MMW se oye muy relajado.

Hora y media después, me retiro del evento aun sin finalizar por cuestiones de transporte. Eso de que varias estaciones cierren temprano afecta mucho mi economía y no podía darme el lujo de pagar 100 pesos de taxi, no en esta ocasión.

Como lo dije al principio, tarde muchísimo en escribir esta reseña ya que no sabia como reseñar esa hora y media de improvisación. Me gusto, pero no se como escribirlo. No se mucho de Jazz y lo poco que se (y por lo que me gusta) es por el gusto que tengo por el progresivo. Así que no puedo hablar mucho, disculpas mil.

En fin, después de correr a través de andenes del metro, alcance al ultimo de la noche que me llevaría a casa…