Después de meses con algo de tensión en cuanto a los boletos y las jaladas de ticketmaster (una semana antes del concierto aun pude encontrar boletos en pista!) llego la fecha que muchos, MUCHOS, esperaban. Algunos ya había llegado un día antes otros como yo, llegamos a tiempo para ir tranquilos, ver la mercancía, comer “comida apta” y llegar a aplastarse a su asiento correspondiente.

Los minutos pasan lentos y la llegada de la gente también. A una hora de que fuera la ‘hora marcada’, aun no se llenaba el palacio de los deportes. Poco a poco se va llenando el lugar y a las 9:30 ya estaba lleno. Minutos de espera desesperada….

Y se apagan las luces

El concierto empieza y el sonido esta muy saturado. Take a bow, la primer rola de su mas reciente (y feo) álbum es la encargada de prender al publico. Hysteria rompe muchas bolas. Mi primer gran rola esperada “Butterflies & Hurricanes” y solo siento lastima por que el sonido no es favorable a ese gran momento que tanto me gusta en esa rola (si ese espacio entre los coros y el pianito TARATATAN TAN). El concierto avanza y llegan rolas de los primeros álbumes como citizen erased y Sunburn. El concierto se me va como agua en las manos mientras espero a que toquen Muscle Museum y la gente baila Starlight. En la fila adelante de mi lugar, un trío de weyes que al final no entendí si eran locas o ya estaban muy borrachos pero bailaban de formas muy extrañas TODAS las canciones. Eso y la tipa que daría todo por estar hasta adelante (pero que no pago 600 por boleto de pista) que grita las canciones en un ingles muy chafa me sacan de onda por momentos, pero nada que arruine de manera abrupta el concierto. New born me da esperanzas de escuchar Muscle Museum.

Salen del escenario y llega el primer encore.

De repente silencio, algunos acordes y los encendedores celulares se prenden. Soldier’s poem suena y aunque no me gusta que los encendedores hayan sido remplazados por los celulares, la escena es muy buena. Stockholm Syndrome termina el encore y las ansias de miles de fans que durante todo el concierto esperaban por ella. Ni las luces de Muscle Museum.

Salen nuevamente del escenario y llegan al segundo encore

Plug in baby me da una ultima esperanza por Muscle Museum, la cual fue desvanecida con Knights of Cydonia, que han usado recientemente para cerrar los conciertos. En vivo rulea mas que en estudio, palabra de dios.

El concierto termina y aunque me siento satisfecho por el concierto, esperaba mas. Esperaba mas en cuestión del setlist. La banda se entrego y se agradece. El sonido no fue bueno, pero tampoco se puede esperar mucho de un lugar como el palacio de los deportes. Sobre el setlist… como ya lo había mencionado, NO me gusta el mas reciente disco de la banda y por lo tanto, (casi) todas las canciones de ese disco me dieron lo mismo(a excepción de Knights of Cydonia). Es mas con Starlight me senté un rato a descansar. El álbum tiene muchos seguidores y se que a muchos les encanto el setlist, pero nomas soy rete-anticuadote y por mi parte sigo pensando que el rock NO debe de ser bailable. Ya hay muchos géneros de música bailable como para que también el rock se baile (ojo, que rock & roll es otro pedo).

Un concierto bueno mas no le llega al titulo de ‘concierto del año’.

El setlist fue el siguiente:

01. Take A Bow
02. Hysteria
03. Supermassive Black Hole
04. Map of the Problematique
05. Butterflies and Hurricanes
06. Assassin
07. Sing For Absolution
08. Citizen Erased
09. Hoodoo
10. Feeling Good
11. Sunburn
12. Starlight
13. Time Is Running Out
14. New Born
-
15. Soldier’s Poem
16. Invincible
17. Stockholm Syndrome
-
18. City of Delusion
19. Plug in Baby
20. Knights of Cydonia

*Las fotos que adornan esta reseña las tomo Odiseo, en su flickr hay mas.