(antes de nada, solo quiero agradecer a Mirai la fila cero… así si me gusta el Salón 21 Vive Cuervo Salón. Gracias!)

Todo un concierto!

Una tarde muy lluviosa empañaba el ambiente pre-concierto que tenia. Una de las bandas que mas me gustan por fin se presentaría en México.

Contrario a lo que pensé, pasadas las 7, aun no dejaban pasar y la fila llegaba ya daba vuelta a la esquina del recinto. Así que sin prisa ni nada, la idea ahora era buscar un refugio de la lluvia en ves de esperar a que eventualmente empezaran a dejar pasar.

Después de algunos minutos y un par de caras conocidas, ya estaba dentro del salón 21 (mas corto y representativo :P ). La primer impresión fue que el primer piso estaba lleno… en mi corto historial de conciertos, nunca lo había visto así. Abajo había una entrada buena, pero sin llegar al lleno.

Algunos cuantos tramites y ya estaba en un ‘foso’ esperando a que todo comenzara. Después de un rato, se apagaron las luces.

Agora fue la encargada de abrir el escenario. Muy buena presentación, un sonido regular y buena presencia en el escenario. Fue el regreso de la banda a los conciertos después del accidente de hace un año. Una corta, pero efectiva presentación.

Al salir, empiezan a acomodar los instrumentos para la segunda banda de la noche. Calvaria. 3 canciones y para abajo. Según iban a tocar una ultima, pero ya no quisieron/pudieron. El vocalista se vio muy ‘pequeño’ durante el tiempo que estuvo al frente. Nunca, NUNCA, nunca vio al publico de frente. O meditaba sus canciones, o volteaba a la consola para que bajaran el volumen de su voz, o veía a sus compañeros…

Después del ‘trago amargo’ de la noche, apareció un tipo a hacer pruebas de sonido en todos los instrumentos y micrófonos… para ser sincero, creo que tuvo mejor respuesta que los cuates Calvaria…

Se apagan de nuevo las luces y empieza lo mejor de la noche.

Contrastando con el vocalista de Calvaria, Russell Allen tiene una gran prescencia y va de aqui para alla en el escenario. El sonido al principio estuvo algo saturado, pero despues mejoro (o me acostumbre?). Donde estaba, tenia en frente a Michael Lepond y se podia ver como disfrutaba del concierto. Romeo como que andaba muy en su pedo, algunos diran que ‘concentrado’ otros que diva… a Pinella no pude verlo bien, me tapaba una bocina.

El setlist fue el mismo de la gira

1. Of Sins and Shadows
2. Domination
3. Inferno
4. Evolution
5. Communion and the Oracle
6. Smoke and Mirrors
7. Set the World on Fire (The Lie of Lies)
8. The Serpent’s Kiss
9. King of Terrors
10. Sea of Lies
Encore
11. The Odyssey

Un set variado, y que aunque la gira lleva el nombre del disco nuevo, solo tocaron 3 de este (supongo que por que apenas sale el 26). Igual hubiera preferido OSaS mas adelante y no empezando.

En algunas ocaciones, Allen comentaba lo bien que el publico estaba respondiendo y que estaba feliz de estar en México por primera vez.

Sea of Lies fue un muy buen cierre rumbo al encore. Al regresar tocaron The Odyssey, completita completita (que yo hubiera preferido The Divine Wings of Tragedy, pero no hay falla). Veintitantos minutos después, la banda se despedía y soltaban promesas de regresar… espero y si.

Conciertazo!

(las fotos de arriba no son del foto de ayer, solo las use para ilustrar la reseña del concierto, si alguien tiene, compartalas :) )

Actualizacion: El chico migraña tambien hizo una (muy buena) reseña e incluyo fotos…