El nuevo blog de Biz: Tras ser despedido (mas bien expulsado) del imperio, el buen Biz regresa a tener su propio blog. La pura buena onda.