Foto de Toni François

Mas alla de que el Vive Latino se ha vuelto cada año mas impopular, este año pintaba para ser ‘el peor’. Ya sea por que muchas de las bandas “de siempre”, pues no estarian. O que no hubiera una banda fuerte que sostuviera el cartel. Y al final, todo indico que eso no importo para que mucha gente se divirtiera con las bandas de su preferencia.

Desafortunadamente para mi, pocas bandas me llamaban la atención. Pero tampoco le hacia el feo a otras bandas que compartirían escenario. En esta ocasión no anduve de aquí para alla como el año pasado. Ya sea por que los horarios me jugaron una mala jugada o la hueva de atravesar todo el lugar. Claro, dependía del gusto por la banda si valía la pena la caminata o no.
El punto bueno y malo de la organización. Malo que no le hayan avisado a los de seguridad temprano que las cámaras SI estaban permitidas. Bueno que los horarios se hayan respetado. No recuerdo a nadie manchandose para salir… o salirse.

Nuevamente vi bandas de cuando iba a la secundaria. Ya saben ese cierto ‘sentimiento de nostalgia’ (que ni es tanto así, pero imaginemos que si). Bandas que actualmente no pagaría por verlas solas, pero que en este festival, pues se da la ocasión.

Repaso rápido de bandas que vi:

Ceci Bastida: No la conocía, o eso pensaba, hasta que al retirarme, canto pobre de ti y se ataron los cabos sueltos. Una onda muy diferente a lo que hacia en Tijuana No. Si me latió.

Descartes A Kant: Las recomendaciones de Biz no se toman a la ligera. Mucha enerhia en el escenario. Novias con ligueros sangrantes y un homenaje a Tarantino. Tsssss! Me gusto, me gusto.

Six Million Dollar Weirdo: A estos no los conocía, y tampoco me gusto lo que tocan. Eso si, el vocalista supo ganarse al publico. Los únicos ‘intolerantes’ (onda “el que no brinque es puto”) del festival, todas las demás bandas llamaron a la unidad. Les llovió basura… a petición propia. Cotorros, no mas.

The Wailers: Después de re-descubrir a Bob Marley (y los wailers, claro), era mas que obvio que terminaría viendo lo que queda de la banda. Comenzaron con unas que nunca había escuchado y después siguió puro hit. Aunque a mi parecer, faltaron dos clasicos: No woman no cry y I shot the sherif. Eso si, el sonido algo gachito.

Los Straitjackets: Surf cotorrón para pasar el rato. Los vi unas cuantas canciones y despues me di una vuelta a ver que me encontraba. En el stand de Sony me gane un pepsilidro, ja. Y cuando regrese, la banda seguía ahí.

Panteon Rococo: Back to school. Recordaba aquellos festivales de día del niño y del amor donde fondeaban a esta banda. Tssssssss. El vivo ejemplo de una banda que disfrute en el VL pero no pagaria por verlos a ellos solos.

Bersuit: Hora de la comida! y bueno, al regresar tocaron los 2 hits que recuerdo.

Santa Sabina: Bandota. No hay mas que decir.

Black Rebel Motorcycle Club: Me gustaron, pero como que en un escenario mas intimo, se hubiera disfrutado mas. Buen rock para cerrar la noche.

Angeles Del Infierno: Ya de salida, olía a chemo y pues me acerque a ver una o dos rolas. Como que no :-P

Eso fue el sábado, el domingo vi:

Lost Acapulco: Otro buen rato de Surf. Divertidos :-)

El Gran Silencio: Back to School 2. No se, me hizo pensar que tanta gente le caga el reggaeton y el pasito duranguense y acaba bailando eso que hacen estos cuates (reggaemuffin o algo asi). Curioso, jajaja. Mucha, mucha gente. Solo los de Maldita vecindad juntaron a tanta gente.

Botellita de Jerez: Auuuuuu! Buen rock para echar la chela el agua con hielitos. Cuando tenga una banda (musical), me gustaría que fuera así.

Los Lobos: Mas rock cuambianchero, aunque en esta ocasión, era mas rock que cumbia. Muy buen show, la neta. Vacío el lugar, eso si.

Babasonicos: Unas 3 o 4 rolas y a escapar. Como que después del salta salta y y una dosis de rock, los babasonicos me aburrieron. Será para la otra.

Todos Tus Muertos: Back to School 3. Lastima, me engente y acabe huyendo después de la adelita, jajaja. Que polvadera!

Panda: Me acorde de Calvaria, antes de Symphony X. Solo que los de Panda, ya han de ensayar a ser indiferentes ante el odio del publico. Eso si, durante el tiempo que duro su presentación (o al menos los 15 minutos que anduve ahi), no le hablaron al publico. Solo al final, para decir “no nos tiraron!”. Fuera de eso… que malos son, ja.

Jarabe de Palo: Iba llegando cuando iban terminando. O al menos eso parecia. La Flaca sonaba (y bien, aunque estaba retirado del escenario) y muchos se salían, asi que ya no tenia caso entrarle. Back To School 4.

Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio: Y si, la mayoría del publico del vive latino acabo siendo charanguera. El escenario principal estaba casi lleno y (casi) todos bailando. No se, como que no es para tanto. Y dicen que sacaran nuevo disco… que emoción! … jajaja

Salvador Y Los Leones: Ya de salida nuevamente, se me hizo bastante curioso que el escenario rojo estuviera prácticamente vacío. 100 personas? menos, yo creo. No pos no, si el mero mero brinca brinca del día estaba tocando al mismo tiempo “pa que molestarse” con los escandalosos? jajaja. Fuera de eso, como que tampoco. Y ni ganas de quedarme a ver que tal Tren Loco, ya estaba cansado. Vive Latino + Ciclotón = Que aguante.

Al final, no importa que bandas estén, esta tradición anual ya tiene su sabor propio.