Un álbum que dista bastante de ser lineal. Del jam en No Twilight Within the Courts of the Sun a la canción de cuna Veneno para las Hadas. Un álbum contrastante. Hay uno que otro pasaje que recordara anteriores trabajos de Steven Wilson, pero ninguna copia descarada.

Desde que lo escuche en sorprendente 5.1 (completamente recomendable escucharlo así), lo sabia. Bueno, lo intuia, ya que todavia faltaban mes y medio de lanzamientos. Pero no, ya no hubo otro big hit en el horizonte.

Definitivamente y sin duda, mi numero uno de este año.