Ha muerto mi gran ídolo de la infancia. Cuando vino a México tenia muchas ganas de ir a verlo al Estadio Azteca, pero mis padres no me llevaron. Actualmente, ya con la posibilidad de ir a los conciertos que quiera, esperaba a que entre las mil fechas que Michael tendría en Inglaterra, anunciara por ahí su gira mundial y un eventual concierto en México.
El rey ha muerto, larga vida al rey.